Accedi o Registrati

MENU

Qué síntomas presenta una persona con adicciones

febrero 11, 2021 7:41 am Deja tus comentarios

Reconocer que una persona consume drogas es siempre un paso difícil, tanto para quien lo hace como para quienes le rodean. Muchas veces es una realidad difícil de aceptar, y en algunas ocasiones podemos tardar en darnos cuenta o en admitir algo que está sucediendo, es decir, que una persona se droga.

Por lo general, la persona que toma drogas no va a declarar fácilmente que lo hace, por varios motivos: es ilegal, no es moral, y generalmente se hace a escondidas para que otras personas no traten de impedirlo. Para no llegar hasta este punto, hay maneras de saber si alguien se encuentra en esta situación. Lee atentamente, ya que te contaremos cuáles son los síntomas de una persona que se droga.

El aspecto exterior, la ropa y el físico

El consumo de droga deja sus marcas en el cuerpo, y esto es algo que se puede notar a simple vista.

Un caso sería, por ejemplo, la falta de aseo personal, no solo en cuanto a la higiene, sino también en cuanto a la forma de vestir y de aparecer en público. Obviamente, esto no es algo universal, pero sí suele darse la despreocupación por la imagen pública por parte de quienes consumen algún tipo de sustancia estupefaciente, porque su alejamiento de la realidad les impide preocuparse por cómo les ven los demás.

Sin embargo, sí hay factores físicos que son iguales para todos los consumidores de alguna droga. Por ejemplo, la dilatación de las pupilas puede denotar consumo de estupefacientes. Los ojos rojos se suelen relacionar con el consumo de marihuana o hachís, y el consumo de tabaco deja un olor y un color amarillento en ropa, dedos y dientes que es difícil de ocultar.

A todo esto se debe añadir la condición física. Por lo general, el consumo de drogas duras, y en especial con una rutina de adicción, hace que el físico degenere. Si una persona con una buena condición física, un buen nivel de cardio y un físico atlético pasa, tras algún cambio importante, a abandonar estas cualidades, perder masa muscular y acumular fatiga rápidamente, puede indicar que está consumiendo alguna droga que le dificulta llevar a cabo la actividad física. Algo parecido sucede con los fumadores, ya que los pulmones se ven seriamente afectados por el humo, lo que ocasiona una pérdida importante de la capacidad para absorber el oxígeno necesario para que los músculos funcionen de forma correcta.

 

Personalidad agresiva y cambios de humor

El consumo de droga conlleva siempre un cambio en la forma de ser, por muchos motivos: el efecto que causa la droga en el cerebro y el sistema nervioso, el estrés y la ansiedad causados por la adicción o, directamente, la situación de incomodidad que se da al querer ocultar estas prácticas al resto de familiares y amigos.

Esta tensión se traduce muchas veces en cambios de humor, una personalidad inestable y una conducta agresiva, que se ven aumentados aún más cuando esa persona se encuentra aún bajo los efectos de las drogas.

Los problemas con la gente, en el trabajo, en la escuela o en los ambientes familiares, son unos de los primeros síntomas que pueden hacer pensar que una persona se droga. De hecho, en algún caso estos problemas pueden ser los causantes de que esa persona haya recurrido a las drogas, creando así un círculo vicioso que se debe parar cuanto antes.

Sin embargo, en otros casos este no es el motivo por el que la persona en cuestión ha comenzado el consumo de estupefacientes o sustancias tóxicas. En estas situaciones es más fácil detectar el síntoma, ya que el cambio hacia una conducta más agresiva y una personalidad más hermética y esquiva será más evidente. Con suerte, aún en esa fase se podrá intentar convencer a la persona de que abandone el consumo de droga, si aún no ha empezado seriamente a llevarlo a cabo y puede solucionar el problema original de raíz.

En el caso de que este tipo de conductas se detecte en alguien joven, como un hijo adolescente, se debe tener cuidado, ya que puede haber otros motivos por los que no quiera que nadie entre en su habitación o por los que tenga algún problema en la escuela. Siempre se debe tratar con tacto hasta descubrir el origen de esa situación para intentar solucionarla de la manera menos agresiva posible.

El dinero siempre es un problema

La droga no es barata, especialmente la ilegal, que se trafica y se vende por contrabando, así que la falta de dinero es un síntoma que puede delatar a una persona que se droga.

No siempre es fácil saber hasta qué punto esa persona depende de una sustancia tóxica, pero llegado un punto el dinero se suele acabar, al contrario que la adicción. Por ello, puede darse el caso de que una persona llegue a tener problemas económicos tan graves que no pueda solucionarlos y termine optando por robar a sus familiares o amigos, pedir prestado dinero que nunca vuelve o, en casos extremos, delinquir. Cualquiera de estas conductas, incluso en su versión más leve, en la que a una persona le falta un dinero que antes no necesitaba, son posibles síntomas de un problema con las drogas.

Aquí al problema de la adicción se suma un problema económico, por lo que la situación se agrava. Hay que tratar de hablar con la persona en cuestión con tacto y cuidado, de modo que se pueda solucionar cuanto antes el problema y que no desemboque en un doble fracaso: una persona drogadicta y sin dinero.

Cuando se haya detectado un caso de drogadicción, lo mejor que se puede hacer es acudir a un profesional. Si se atiende a los síntomas, el problema se podrá solucionar a tiempo, en sus primeras fases, y la persona no entrará en el círculo vicioso de la adicción a las drogas, de modo que le resultará mucho más fácil salir del paso. Es importante siempre no tratar de solucionar el problema por la fuerza, sino intentando descubrir cuál es el origen del problema, hablando y dialogando con esa persona, y convenciéndola de que el mejor camino es abandonar cualquier tipo de sustancia tóxica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *